Meditación sobre San Juan 3, 14-21

Tanto amó Dios al mundo… (Juan 3, 16)

¿Con qué podríamos comparar el amor de Dios? ¿Quién podría sumergirse hasta sus profundidades o encumbrarse a sus alturas? Cuando Dios se reveló a Moisés, se identificó con su atributo más sobresaliente: “¡Yo soy el Señor, el Señor Dios, compasivo y clemente, paciente, misericordioso y fiel!” (Éxodo 34, 6-7). ¿Quién podría comprender semejante bondad? ¿Hay algo en la tierra o en el cielo que se le parezca?

FANO_amor de DiosTan potente es el amor de Dios que el pecado y la iniquidad no lo resisten. Así también nosotros, si negamos o rechazamos la fuerza de este amor, corremos el peligro de separarnos de él y sufrir la muerte física y espiritual. El amor de Dios es más poderoso que la muerte misma, porque “Dios es tan misericordioso y nos amó tanto, que nos dio vida juntamente con Cristo cuando todavía estábamos muertos a causa de nuestros pecados” (Efesios 2, 4-5). Gracias a Jesús, tenemos acceso al insondable amor del Padre. La muerte y la resurrección de Cristo son las revelaciones supremas del amor divino. Jesús nos ha redimido del pecado y de las tinieblas y nos ha dado una vida nueva e incorruptible en el Espíritu.

Si creemos en el inmenso amor del Padre, ¿por qué a veces Dios nos parece tan lejano? ¿Por qué nos parecen tan abstractas las verdades de nuestra fe? Dios es generoso en amor, pero nos llama a corresponderle ese amor renunciando al pecado y poniéndonos bajo el resplandor de su luz. Nuestro peor enemigo es el pecado en el mundo y también en nuestro corazón. Nadie que disfrute de la oscuridad busca la luz, pero si renunciamos al pecado y nos acercamos a Cristo, él disipa las tinieblas y nos resucita a la vida eterna. El segundo impedimento más grande para conocer la plenitud del amor de Dios es el desconocimiento de su amor y de las verdades de nuestra salvación. Preocúpate hermano de aprenderlas, especialmente estudiando el Catecismo de la Iglesia Católica.

luz de Dios“Padre amado, te pedimos que tu luz y tu amor iluminen a todos tus hijos para que podamos ver y rechazar las obras de la oscuridad.”

Advertisements

About hermanasmisioneras

Hermanas, Misioneras Auxiliares del Sagrado Corazón serviendo el Pueblo de Dios en los Estados Unidos, Puerto Rico, y Venezuela.
This entry was posted in Reflexiones biblica and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s