Meditación sobre Mateo 1, 16. 18-21. 24

San José, esposo de la Santísima Virgen María

(19 de febrero)

Joseph 2 carpentar

Hoy rendimos homenaje a uno de los hombres más humildes de la Escritura. En efecto, aunque su historia ocupa una parte minúscula de los evangelios, su justicia brilla por los efectos que tuvo sobre Jesús, su hijo adoptivo.

En muchas formas, José demostró ser un descendiente del linaje de Abraham y del propio David no sólo físicamente, sino espiritualmente también. Dios le habló en sueños, tal como lo hizo al patriarca José, hijo de Jacob. Al igual que Abraham, José creyó contra toda esperanza y confió en Dios, incluso en la más insólita de las situaciones.

Así como Abraham confió que Dios podía resucitar a Isaac, a quien tenía que sacrificar, José razonó que Dios también podía hacer lo imposible en su vida. Confió que Dios resolvería el dilema del embarazo de María y, al entregarse sinceramente al Señor, Dios le hizo vencer toda duda y desaliento, y llenarse de esperanza y fe.

Joseph 4 going to Bethlehem_painting

Para cumplir la voluntad de Dios, José aceptó casarse con María y recibió a Jesús en su corazón y en su hogar. Con gran humildad y fe, educó a Jesús y le ayudó a crecer en sabiduría y en el Espíritu; en realidad, asumió la extraordinaria responsabilidad de criar y proteger al Hijo de Dios y prepararlo para su misión como Mesías y Redentor de todo el mundo. No cabe duda de que José asumió esta misión con toda seriedad, y que día a día continuó ejerciendo la misma fe que demostró cuando aceptó la revelación del ángel, y que esta fe llegó a ser un ejemplo para el Niño Jesús de lo que significaba honrar y obedecer a Dios.

Joseph 3 with adolesant JesusPor medio del Espíritu Santo, todos hemos sido incorporados al linaje de José y, por la fe, todos somos hijos de Abraham. Por la fe todos podemos adoptar el carácter de José y llegar a ser guardianes de la vida nueva que Jesús vino a traernos. Adoptemos todos a san José como modelo de fe e imitemos la confianza y la obediencia que él demostró en su conducta, especialmente en la vida familiar y en el matrimonio.

“Espíritu Santo, Dios mío, enséñame a fijar los ojos de mi corazón en ti, como lo hizo san José. Lléname, Señor, de la humildad y la justicia que tuvo él para que yo te ame y adopte tu voluntad con la misma fidelidad con que él lo hizo.”

Advertisements

About hermanasmisioneras

Hermanas, Misioneras Auxiliares del Sagrado Corazón serviendo el Pueblo de Dios en los Estados Unidos, Puerto Rico, y Venezuela.
This entry was posted in Reflexiones biblica and tagged , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s