Meditación sobre San Mateo 5, 17-37

Jesús enseñó que la ley de Dios no es sólo una serie de reglas y prohibiciones, sino un principio de amor, verdad y justicia que el mismo Señor hace vivir en nuestro ser; un principio interior de bondad y compasión que necesariamente transforma la conducta exterior.

Jesus reading the scripturesSi deseamos experimentar esa transformación, no debemos dejar que la impureza nos domine. Uno de los principales deseos de Jesús expresado en el Sermón de la Montaña era dirigir la atención de sus oyentes hacia el ser interior; quería que ellos (y nosotros) vieran qué deseos y prejuicios estaban allí obstruyendo la corriente del amor y la misericordia de su Padre. ¿Qué es lo que todavía hay en nosotros que necesite la luz de Cristo?

light of GodCristo utilizó tres ejemplos para explicar el potencial de los mandamientos que dio el Señor. Las leyes contra el asesinato, el adulterio y el falso testimonio expresan la voluntad de Dios de librarnos no sólo de esos graves pecados, sino también del odio, el deseo sexual ilícito y el engaño que tanto se arraigan en el corazón humano. Dios nos creó para amar y siempre ha querido que tengamos el corazón libre de todo mal.

Cristo hizo lo posible por comunicar a sus discípulos la vida divina y el amor de Dios, lo cual fue posible para todos sus seguidores cuando se derramó el Espíritu Santo. Pero, ¿cómo es que, por lo general, no vemos manifestaciones de amor generoso y desinteresado en todas partes? ¡Somos nosotros, los cristianos, los que hemos de dar ejemplo de amor! ¿Lo estás haciendo tú, hermano o hermana? Si te cuesta mucho, pídele al Señor que te conceda la capacidad de amar, perdonar y disculpar, y pídele al Señor que bendiga a las personas que más te cuesta amar. Así cambiarán ellas y también tú.

soup-kitchen“Padre eterno, te entrego toda mi vida. Por la fuerza de tu Espíritu Santo, alumbra todo lo que esté oscuro en mi corazón, para que yo siempre actúe según la hermosura y la perfección que nos has revelado en tu Hijo Jesús.”

Eclesiástico (Sirácida) 15, 16-21; Salmo 118, 1-2. 4-5. 17-18. 33-34; 1 Corintios 2, 6-10

Advertisements

About hermanasmisioneras

Hermanas, Misioneras Auxiliares del Sagrado Corazón serviendo el Pueblo de Dios en los Estados Unidos, Puerto Rico, y Venezuela.
This entry was posted in Reflexiones biblica and tagged , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s