Meditación de san Lucas 12, 35-38

¿Has corrido alguna vez una carrera de postas o relevos? Cada miembro del equipo tiene que correr su parte y estar listo para empezar cuando le llegue el turno.

relay runnerEsta es la clase de atención y actitud que el cristiano debe tener para permanecer fiel a Cristo hasta que él vuelva para llevarnos a casa. ¡La carrera depende de que estés listo para correr!

Piensa cómo fue la vida de Jesús cuando estuvo en la tierra. Se pasó 30 años llevando una vida reservada, esperando pacientemente que llegara el momento preciso en que debía salir al mundo y empezar a proclamar el Evangelio. Siempre estuvo listo para actuar, pero sabía que aún no había llegado su hora. Incluso hoy, el Señor está en el cielo a la derecha del Padre, preparado y esperando el momento en que su Padre, en su sabiduría perfecta, lo envíe nuevamente al mundo. Mientras tanto, el Señor nos ha pasado a nosotros el “testimonio” (así se llama el objeto que un corredor le pasa al otro). Así pues, llenos de su Espíritu Santo, los fieles del Señor debemos estar listos (Lucas 12, 35) cada día para correr la carrera de la fe y pasar nuestro “testimonio” a otros. Esto significa que mientras esperamos el turno de correr y llevar el testimonio, podemos ofrecer cada acto de sacrificio y esfuerzo como ofrenda de amor al Padre.

runners 2Y en la meta final nos aguarda una fantástica sorpresa: ¡Dios mismo en persona recibirá y comenzará a atender a los servidores que se hayan mantenido fieles y vigilantes hasta el final! En efecto, cuando crucemos la línea de la meta, seremos vencedores junto con todos los santos y con el propio Jesús. ¡Qué enorme alegría sentiremos por haber corrido la carrera fielmente, llevando nuestro testimonio, y al ver a nuestro Creador y Padre celestial que celebra nuestra victoria y nos acoge en su abrazo divino!

Cada día que pasa nos acercamos más al final de la carrera, y al cruzar la meta recibiremos la corona de triunfadores. La jubilosa celebración de la victoria ya ha comenzado. Prepárate a correr y sigue el ejemplo de los héroes de la fe que ya han completado su parte y te están alentando. ¡Prepararse, listos, ya!

“Amado Jesús, ayúdame a estar preparado para seguirte en todo momento y perdóname por las veces en que me he puesto ocioso. ¡Qué bueno será llegar a la meta, donde tú me esperas para participar de tu victoria!”

Advertisements

About hermanasmisioneras

Hermanas, Misioneras Auxiliares del Sagrado Corazón serviendo el Pueblo de Dios en los Estados Unidos, Puerto Rico, y Venezuela.
This entry was posted in Reflexiones biblica and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s