La Exaltación de la Santa Cruz

Meditación sobre san Juan 3, 13-17

“Dios no envió a su Hijo para condenar al mundo, sino para que el mundo se salvara por él.” (Juan 3, 17)

Hoy celebramos la Exaltación de la Santa Cruz, día en que contemplamos con suma reverencia y admiración el extraordinario sacrificio de Cristo. En la cruz, vemos que Jesús se despojó completamente de todo. Una cosa es que alguien se resigne a aceptar un trabajo relativamente bajo y no luche por superarse; pero Jesús renunció voluntariamente a la más elevada de todas las condiciones, y a su legítimo poder, para hacerse obediente en todo al Padre y cumplir el plan perfecto de Dios. A diferencia de todos los que procuran exaltarse a sí mismos y por ello son humillados, Jesús se humilló y por eso fue exaltado a lo más alto.

cross_living-the-faith_1¿Qué nos dice la cruz a nosotros? Nos dice que Cristo nos ama hasta el extremo, a pesar de todo lo que pensemos que hayamos hecho de malo. Claro, él lo sabe todo, incluso mejor que nosotros mismos, y nos ama de todos modos. Cristo padeció, soportó la cruz y murió por ti y por mí antes de que nos arrepintiéramos de nada. Ahora, gracias a su muerte redentora, podemos reconocer nuestras faltas y errores, arrepentirnos de todo lo malo que hayamos hecho, confesarnos sacramentalmente y recibir la enorme y generosa misericordia del Señor, y así tú y yo podemos iniciar una vida totalmente nueva libres de la carga del pecado.

La cruz de Cristo es la prueba visible de que Dios no quiere condenar al mundo. Cada vez que de tu interior surja un sentimiento de culpa, cada vez que pensamientos engañosos te repitan la idea de la condenación y la crítica en tu mente, recuerda la imagen de la cruz y proclama la verdad de que “Dios no envió a su Hijo para condenar al mundo ¡y tampoco a mí!”

Carrying crossLa Exaltación de la Santa Cruz nos recuerda que en nuestra vida también hay humillaciones y exaltaciones. Cuando nos sentimos débiles o incapaces de luchar contra el mal, o cuando pensamos que jamás llegaremos a vencer el pecado, estas son las oportunidades que Dios aprovecha para ir formando en nosotros la imagen de Jesús.

“Jesús, Señor nuestro, nos gloriamos hoy en tu Santa Cruz, porque ella es señal de muerte, pero también de vida nueva a la derecha del Padre. Enséñanos a exaltar tu Cruz y llevar la nuestra con todo amor y dignidad.”

Advertisements

About hermanasmisioneras

Hermanas, Misioneras Auxiliares del Sagrado Corazón serviendo el Pueblo de Dios en los Estados Unidos, Puerto Rico, y Venezuela.
This entry was posted in Reflexiones biblica and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s