Meditación sobre san Lucas 6, 20-26

En los últimos doce o quince años se ha multiplicado la violencia en el mundo de un modo inimaginable. Las guerras, el terrorismo, las masacres del narcotráfico, las persecuciones contra los cristianos en el Oriente Medio y Lejano y también en África, y las venganzas incalificables de pistoleros desquiciados contra gente inocente. Claro que todo esto no tiene ni siquiera comparación con la horrible masacre continua y legalizada del aborto, que ya ha cobrado millones y millones de seres humanos creados por Dios y asesinados por el ser humano antes de nacer y a veces a medio nacer. ¡Y esto se da en las sociedades llamadas “civilizadas”! ¿A dónde vamos a parar?

violencia_mundialEn toda esta violencia indescriptible se ve el horrible rostro del diablo y la extrema maldad a la que puede llegar el hombre cuando se aparta de Dios, y es muestra patente de la lucha a muerte del mal contra el bien, una realidad que nadie puede desconocer. ¡Cuánto necesitamos unirnos a Jesús para que él nos comunique fe, esperanza y caridad, y también nos permita ver el lado bueno de la gente!

Bienaventuranzas¡Qué diametralmente contrario a esa violencia homicida es el Espíritu de Cristo, como se aprecia en las Bienaventuranzas, en las que el Señor nos propone identificarnos, no con los victimarios, sino con las víctimas inocentes de la maldad, cualesquiera que sean. Y lo decía porque sabía lo que era ser odiado, rechazado e injuriado injustamente, sabía que sus seguidores también serían ridiculizados, perseguidos y despreciados, porque sus enseñanzas chocaban con la coraza del pecado que cubre el corazón de los que rechazan a Cristo, y también de los que dicen ser cristianos, pero que llevan una vida contraria a la verdad del Evangelio. Jesús no podía dejar de anunciar su mensaje de salvación, porque para eso había venido al mundo y se sentía movido por el inmenso amor a su pueblo.

Somalo-12-jóvenes-21¿Te parecen difíciles de imitar las propuestas de las bienaventuranzas? Si las meditas con calma y sinceridad, verás que son verdaderos tesoros que Cristo te ofrece, y lo hace porque son para tu bien, no para tu mal.

jóvenes-21“Señor y Dios mío, tú me pides vivir según el modelo de las bienaventuranzas, y para eso necesito tu gracia y tu poder, porque solo no lo puedo hacer. Úngeme, Señor, con la fuerza de tu Espíritu Santo para que mi vida sea grata a tus ojos.”

Advertisements

About hermanasmisioneras

Hermanas, Misioneras Auxiliares del Sagrado Corazón serviendo el Pueblo de Dios en los Estados Unidos, Puerto Rico, y Venezuela.
This entry was posted in Reflexiones biblica and tagged , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s