Meditación sobre Lucas 12,13-21

En esta parábola del joven rico, Jesús explicaba que la vida verdadera no consiste en acumular posesiones o dinero, sino en ser rico en bienes espirituales. San Pablo decía lo mismo cuando afirmó: “Pongan todo el corazón en los bienes del cielo, no en los de la tierra” (Colosenses 3,2).

A la larga, el amor a los bienes materiales y el interminable deseo de acumular riquezas no hacen otra cosa que perjudicarnos. Jesús sabía que mientras entendiéramos más claramente quiénes somos y por qué estamos aquí, buscaríamos con más ahínco los tesoros celestiales de la vida del espíritu. El rico de la parábola de Jesús no supo comprender que los bienes materiales son incapaces de comunicar la vida verdadera.

Lucas 12,13-21_Rembrandt_The_Rich_Man_from_the_Parable_600.600pxClaro que el dinero y las posesiones son cosas buenas y útiles que el Señor pone en nuestras manos para que las administremos bien. De modo que si el Señor bendice a alguien con dinero o posesiones, esa persona debe darle gracias a Dios y proponerse usarlos según la voluntad divina y para beneficio de los demás. Pero si aprendemos a ser “ricos de lo que vale ante Dios” (Lucas 12,21), o sea los bienes espirituales, estaremos en mejores condiciones de recibir el amor de Jesús y las riquezas de su Reino.

MHSH 03 VZLA (2)El tesoro más espléndido al que podemos aspirar es el don del Espíritu Santo, porque el Espíritu es quien nos colma de los bienes del Reino. Pero no solo los ricos pueden compartir con los necesitados; los que no somos ricos también podemos compartir de lo que tenemos, ya sea dinero, bienes, tiempo o talentos con quienes los necesiten. De esta forma estaremos acumulado riquezas en el cielo porque el que más da, más recibe, y los bienes espirituales son los más valiosos de todos. Y cuando se comparte algo con el pobre, el desamparado, el marginado o el enfermo, uno mismo resulta edificado.

“Te doy gracias, Señor, por todo lo que me has dado y te pido que me enseñes a considerar las necesidades de los demás antes que las mías y desear las cosas del cielo antes que las de la tierra.”

Advertisements

About hermanasmisioneras

Hermanas, Misioneras Auxiliares del Sagrado Corazón serviendo el Pueblo de Dios en los Estados Unidos, Puerto Rico, y Venezuela.
This entry was posted in Reflexiones biblica and tagged , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s