Meditación sobre Lucas 13, 22-30

XXI Domingo del Tiempo Ordinario

En el Evangelio de hoy, un hombre le preguntó a Jesús: “Señor, ¿es verdad que son pocos los que se salvan?” Siendo judío, seguramente creía que sólo los judíos serían admitidos en el Reino de los cielos.

puerta estrecha_color 2Cuando el hombre reflexionó sobre la respuesta del Señor, probablemente lamentó haber hecho la pregunta, porque en su respuesta, Jesús puso todo al revés (o mejor dicho al derecho) cuando dijo: “Los primeros serán los últimos, y los últimos serán los primeros.” Era una declaración que sorprendió y enfureció a los fariseos. Pero el Señor, además, trababa amistad con los pecadores y los marginados. Para los fariseos, estas acciones eran una traición para la gente “virtuosa”, como ellos; pero Jesús declaró que a esto había venido: a buscar y salvar a los pecadores.

bondad (1)El mundo está lleno de clubes exclusivos, privilegios, tratos especiales y cosas por el estilo. No pensaríamos que Jesús fuera a caer en prácticas como éstas y de hecho no lo hizo. Lo que hizo fue anunciar a todos la buena noticia del Reino de Dios. A los judíos que pensaban que podrían entrar en el Reino sólo por el hecho de ser judíos, les decía: den frutos de arrepentimiento; si no, su condición de privilegio no les beneficiará en nada.

Jesús declaró que para entrar en el Reino de los cielos era necesario convertirse y lo consiguió en varios casos, con personas que costaría imaginarse que se convertirían. Numerosos fueron los pecadores que realmente prestaron atención a la invitación a la conversión y se incorporaron al Reino; en cambio, muchos otros, supuestamente religiosos, se negaron a aceptar la invitación y así se excluyeron voluntariamente.

bondad4Al final de cuentas, la salvación es un regalo que Dios concede por su pura misericordia, pero eso no significa que no debamos tratar de ser merecedores. ¿Cómo? Haciendo lo necesario para llevar una vida recta, de bondad y honestidad.

“Dios y Señor mío, ten misericordia de mí y los míos y permite que nuestra fe y nuestras acciones nos permitan llegar un día a contemplar tu santa faz en la morada eterna.”

Isaías 66, 18-21
Salmo 117(116), 1-2
Hebreos 12, 5-7. 11-13

 

Posted in Reflexiones biblica | Tagged , , , , , , , , , , , , | Leave a comment

Meditación sobre Mateo 22, 1-14

¿Ha soñado usted alguna vez que llega a un lugar mal vestido? Por ejemplo, llegar a la escuela en pijamas, o a una fiesta formal con pantalones cortos y zapatillas de tenis. Es un sueño común, basado en el temor de hacer el ridículo o ver que todos se burlan de uno.

Glamour land-12La parábola del Evangelio de hoy nos ayuda a confrontar este tipo de temores en la vida espiritual. A veces nos preguntamos: “¿Voy a llegar al cielo y tener un lugar en el Reino de Dios? ¿Soy tan bueno como eso?” Pero esta parábola nos recuerda que todos somos bien recibidos en el banquete de Dios, porque él nos ha invitado voluntariamente, no en atención a lo bueno o malo que hayamos hecho. Todos hemos sido llamados e invitados al salón del banquete (Mateo 22, 10).

Reino de Dios MateoEsto tiene consecuencias importantes para nosotros. En primer lugar, significa que no debemos creernos mejores por estar en el Reino de Dios. Incluso, aun cuando dudemos de nuestro propio valor, también podemos dudar del valor de otras personas, especialmente si ellos son seguidores más jóvenes o más nuevos de Dios. Pero el Señor nos dice que todos somos iguales en su Reino y que allí estamos sólo por su generosa invitación.

En segundo lugar, significa que tenemos que estar vestidos adecuadamente para el gran banquete. Nuestro anfitrión sabe de dónde venimos y él está listo para darnos el traje de etiqueta necesario, pero tenemos que efectivamente ponernos el traje; tenemos que revestirnos de Jesucristo adoptando su estilo de vida. Tal vez uno se sienta inclinado a usar su “propia” ropa porque prefiere “la independencia” antes que la fe, pero eso sería como llegar a un banquete de gala vistiendo jeans y una camiseta vieja y arrugada. ¡Inconcebible!

como mantener el foco en una era de distracciones 3494x2550Piense por un minuto en la importancia de la invitación que usted ha recibido. No permita que el ajetreo de la vida le distraiga, como sucedió con los invitados de la parábola. Dígale al Señor que usted quiere aceptar su generosa invitación, y pídale que le infunda entusiasmo por el banquete. ¡Luego, revístase de Jesucristo como su tenida de gala y prepárese para celebrar el banquete de las bodas del Cordero!

despojarse de lo malo (2)“Amado Jesús, quiero revestirme de ti

para que tú seas mi traje de gala,

y luego disfrutar del banquete de tu boda.”

Fuente: La palabra entre nosotros
Posted in Reflexiones biblica | Tagged , , , , , , | Leave a comment

Meditacion sobre san Mateo 19, 23-30

San Esteban de Hungría el Santo de Hoy

De veras les digo que a duras penas entrará un rico en el Reino de los cielos. (Mateo 19, 23)

El joven rico no pudo aceptar la invitación de Jesús porque su fortuna era grande. Jesús terminó diciendo a sus discípulos que mientras más grande sea la riqueza material, más difícil será entrar en el Reino de Dios, porque éste es un don de Dios que no puede comprarse por ninguna cantidad de dinero.

salvacionCiertamente las riquezas impiden ver el Reino de Dios, especialmente las adquiridas en forma poco ética. Además, cuando alguien adquiere riquezas, éstas pueden aislarlo del prójimo y hacerlo caer en la explotación y la opresión. El Catecismo de la Iglesia Católica nos hace ver el peligro que representa el ansia exagerada de dinero:

“Una teoría que hace del lucro la norma exclusiva y el fin último de la actividad económica es moralmente inaceptable. El desordenado afán de acumular dinero no deja de producir efectos perniciosos. Es una de las causas de los numerosos conflictos que perturban el orden social.

AVARICIA 2“Un sistema que ‘sacrifica los derechos fundamentales de la persona y de los grupos en aras de la organización colectiva de la producción’ es contrario a la dignidad del hombre. Toda práctica que reduce a las personas a no ser más que medios con vistas al lucro esclaviza al hombre, conduce a la idolatría del dinero y contribuye a difundir el ateísmo. ‘No podéis servir a Dios y al dinero’ (Mateo 6, 24; Lucas 16, 13).” (CIC, 2424)

el-mayor-tesoro-01Cuando Jesús enseñó acerca de las riquezas, prometió a sus discípulos, que lo escuchaban con una mezcla de desaliento y sorpresa, que cuantos dejan familia y bienes materiales para seguirlo a él recibirán cien veces más en este mundo y heredarán la vida eterna. Al final, el Hijo del Hombre se sentará en el trono de gloria y todo quedará completo en él.

Los acontecimientos que hoy nos parecen desconcertantes, tendrán perfecto sentido en ese futuro, y esta esperanza nuestra es firme porque el Señor, por su muerte y su resurrección, nos ha dado el poder necesario para vivir como él nos enseña.

young people with children going to church illustration

young people with children going to church illustration

“Señor Jesús, concédeme la gracia de buscar primero el Reino de Dios y ver que las riquezas que realmente cuentan son las del amor, la fe y la compasión.”

 

(fuente: God Among Us)
Posted in Reflexiones biblica | Tagged , , , , , , , , | Leave a comment

Meditación sobre san Lucas 12, 49-53

XX Domingo del Tiempo Ordinario

fuego del corazonHoy Jesús nos dice: “He venido a traer fuego a la tierra… No he venido a traer la paz, sino la división.” Extrañas palabras, porque no esperamos que el Señor quiera usar el fuego ni causar división. Pero, ¿es nada más que una expresión simbólica?

En la historia de la Iglesia, muchas veces el hecho de convertirse al cristianismo es causa del rechazo de familiares y vecinos y el nuevo converso ha tenido una difícil decisión que tomar: aceptar la religión diferente de sus padres o seguir su conciencia que le apunta hacia la luz de Cristo.

Ejemplos claros son los casos de San Francisco de Asís, y Santa Teresa Benedicta de la Cruz, de nombre Edith Stein, que al convertirse al catolicismo fueron rechazados por sus familiares.

Francis 250x369

S T Benedicta_Edith Stein 225x225

 

 

 

 

 

 

El Señor enseñaba que todo el que creyera podría entrar en el Reino de Dios: justos y pecadores, judíos y gentiles, pobres y ricos, siempre que hubiera arrepentimiento y cambio de conducta. Estas declaraciones lo pusieron en conflicto con el establecimiento religioso de sus días, porque decía que los escribas y los fariseos eran “hipócritas” y “guías ciegos”. A su vez éstos lo tildaron de alborotador y poseído del demonio.

De modo que nosotros traicionamos el Evangelio si lo reducimos a un mensaje “agradable” pero insípido para todos, que no denuncia el pecado, ni las injusticias sociales. Tal Evangelio no sería levadura en el mundo. Existe la tendencia a suavizar el Evangelio y reducirlo sólo a palabras bonitas y experiencias agradables. Cuando sucede esto, es porque el fuego se ha apagado, la levadura ha perdido su efecto, la sal ha perdido su sabor y la luz se ha extinguido.

Adviento-2El mensaje de Evangelio es un fuego purificador; es la levadura de la sociedad y el mundo. Pero un fuego encendido hay que atenderlo para que siga ardiendo, y nosotros, los seguidores de Jesús, somos los que hemos de reavivar el fuego y mantenerlo encendido.

“Señor mío, Jesucristo, concédeme la gracia de proclamar tu Evangelio en forma auténtica y completa en cualquier situación, pero con amor y comprensión.”

Jeremías 38, 4-6. 8-10
Salmo 40(39), 2-4. 18
Hebreos 12, 1-4

Posted in Reflexiones biblica | Tagged , , , , , , , , , | Leave a comment

Meditación sobre Mateo 17, 22-27

Santo Domingo

Pero al tercer día va a resucitar. (Mateo 17, 23)

La misión de traer la redención al mundo fue el motivo principal de la vida de Jesús. En el transcurso de su apostolado mesiánico, Cristo dijo a sus discípulos que cumpliría su misión mediante el sufrimiento, la muerte y la resurrección. Con anterioridad, Jesús les había dicho a tres de sus discípulos que tendría que sufrir y una vez más, estando aún en Galilea, profetizó su propia muerte.

Los apóstoles podían ver que Jesús era humano, pero también creían que venía de Dios. Por consiguiente, se sentían apenados y desconcertados a la vez por el anuncio de que le darían muerte. Por esta razón, Jesús consideró que era necesario reafirmar su divinidad y señalar que la muerte no significaba el fracaso de su misión, sino en realidad el precio de la salvación.

Ceasar image coinLa segunda parte del Evangelio de hoy se refiere a la costumbre que se había generalizado entre los judíos de pagar un impuesto anual para el Templo. Jesús consideraba que él no estaba obligado a pagarlo, porque la obligación correspondía a los súbditos, no a los hijos del rey; de ahí la analogía que usa Jesús. El Señor del Templo es Dios y Jesús es su Hijo, por lo cual no era obligación suya pagar el impuesto.

Mateo 17, 22-27A su vez Pedro (y también nosotros) por su unión con Cristo también adquiría la condición de hijo de Dios y por consiguiente tampoco estaba obligado a pagar el impuesto, pero para no escandalizar a nadie el Señor le manda sacar una moneda de la boca de un pez y pagarlo. Es una actitud de respeto por lo que representa el Templo, que es la casa de Dios.

En la sociedad moderna no se puede evadir el pago de los impuestos. Es más, si no los pagáramos estaríamos dejando de cumplir nuestro deber cívico y de participar en la financiación de los programas gubernamentales para el bien común. De modo que aun siendo un “pueblo sacerdotal que pertenece a Dios” (1 Pedro 2, 5), los cristianos también debemos pagar los impuestos a las autoridades legítimas de nuestras ciudades y países.

“Señor, Padre santo, te doy gracias porque me has recibido como hijo tuyo mediante el sacrificio redentor de tu Hijo Jesucristo. Ayúdame a comprender que, siendo hijo tuyo, es justo que pague los impuestos aquí en la tierra como testimonio de buena ciudadanía.”

Posted in Reflexiones biblica | Tagged , , , , , | Leave a comment

Meditación sobre san Lucas 12, 32-48

No temas, rebañito mío, porque tu Padre ha tenido a bien darte el Reino. (Lucas 12, 32)

Los cristianos anhelamos llegar junto a Cristo, porque somos peregrinos en busca de la patria del cielo. Sin embargo, al mismo tiempo, seguimos sintiendo que el mundo nos arrastra con fuerza. Con mucha facilidad nos encontramos envueltos en el ajetreo y las rutinas de la vida cotidiana, ya sea en el trabajo, en los quehaceres de la casa, en los estudios o tratando de cumplir nuestros deberes y responsabilidades. Esto no sólo nos hace concentrarnos en nosotros mismos y en nuestras obligaciones, sino que nos hace perder de vista aquello que Dios quiere para nuestra vida. Pronto olvidamos que tenemos un fuego encendido en el interior que sólo puede reposar cuando encontramos al Dios vivo.

theshepherd[1]Si queremos estar preparados para encontrarnos con Cristo cuando venga, hemos de aceptar sumisamente la obra que Dios ha comenzado en nosotros: “Dios, que comenzó a hacer su buena obra en ustedes, la irá llevando a buen fin hasta el día en que Jesucristo regrese” (Filipenses 1, 6). ¿Cómo será esto? Primero, si apenas tenemos un débil deseo que llegue Jesús, debemos pedir que el Espíritu Santo vitalice nuestro espíritu. Sólo el Espíritu de Dios puede encender el amor en nuestro espíritu: no podemos hacerlo por esfuerzo propio. Segundo, hemos de disciplinarnos para esperar al Señor en la oración y durante las pruebas y dificultades. Él es nuestra ayuda y protección; nuestro corazón se alegra porque confiamos en él.

Por fe esperamos en el Señor, proclamando sus promesas y confiando en ellas del mismo modo que lo hicieron los grandes héroes de la fe. La Palabra de Dios nos revela las promesas que el Señor nos ha hecho, por eso podemos responder con fe. Si mantenemos la mirada fija en Cristo estaremos preparados, con una fe viva, para encontrarnos con él en su gloria.

“Señor, somos las ovejas de tu rebaño y queremos seguirte a donde quieras llevarnos, porque sabemos que podemos confiar en ti. Tú eres nuestro Buen Pastor y tú nos llevarás al redil del cielo.”

Posted in Reflexiones biblica | Tagged , , | Leave a comment

Meditación sobre Mateo 15, 21-28

“Señor, hijo de David, ten compasión de mí. Mi hija está terriblemente atormentada por un demonio.” (Mateo 15, 21)

Lecturas de Hoy:   Jer 31, 1-7; Jeremías 31, 10. 11-12ab. 13; Mt 15, 21-28

Fue curiosa la actitud de Cristo en el Evangelio de hoy. Al principio no parecía tener interés alguno en atender a la pobre mujer cananea que le suplicaba a gritos; parecía conformarse con las barreras culturales que separaban a los judíos y los cananeos, cosa rara en su forma de actuar. La mujer tuvo que implorar misericordia repetidamente antes de que el Seño decidiera favorecerla. ¿Por qué actuó así el Señor?

mateo-15-la-fe-de-la-mujer-cananea-banner

Jesús siempre escucha el clamor de nuestro corazón, y no deja que suframos más allá de lo que podemos soportar. La demora en la respuesta de Cristo era un desafío para que la fe de la mujer se fortaleciera con la perseverancia. Este incidente encierra una profunda lección para nosotros: No importa quiénes seamos ni qué lugar ocupemos en la sociedad, nuestra fe en Cristo puede derribar cualquier barrera hasta llegar al corazón de nuestro Salvador.

la-mujer-cananea-una-mujer-de-fe-bibliaLa fe de la cananea no era sólo una aceptación intelectual de unos conceptos inciertos acerca de Dios. Aunque no entendía cabalmente quién era Jesús, confió en él con todo su corazón. Sabía que tenía una gran necesidad y se daba cuenta de que Cristo era su única esperanza; por eso no se avergonzó de pedirle auxilio, hasta que él respondiera. Ella, como San Pablo, no dudó en proclamar públicamente su fe en Jesús ni en reconocer su necesidad (véase Romanos 1, 16; 2 Timoteo 1, 12). Esto fue lo que le agradó al Señor. Conmovido por la fe de ella, le dio su aprobación: “¡Oh, mujer, qué grande es tu fe!”

Jesús no se avergüenza de llamarnos hermanos suyos, quienesquiera seamos. Vino a auxiliarnos en nuestra debilidad y espera que pongamos en él toda nuestra confianza y esperanza. ¿Cuáles son las barreras de miedo, duda o desaliento que te hacen difícil a ti pedirle ayuda al Señor? Imita a la cananea y ruégale al Señor que te atienda ahora mismo y pídele con insistencia. Invítalo a entrar en tu vida para que te comunique salud, para llevar el Evangelio a tu familia y cambiar el mundo entero. Jesús es fiel y él responderá a su pueblo conforme a la fe de cada uno.

amazed & confused“Señor, me presento ante ti débil e indefenso, pero sé que mi debilidad te permite actuar en mi vida. Ayúdame, te ruego, a imitar a la cananea y demostrar la grandeza de tus obras en mi vida y en el mundo.”

 

Posted in Reflexiones biblica | Tagged , , , , , , , , | Leave a comment